viernes, agosto 18, 2017

Se nos fueron

A veces se nos va alguien a quien amas, da la vuelta y cierra la puerta, quizás con un adios, quizás con un simple movimiento de una mano, quizás sólo dejando un silencio tras de sí.

A veces se van y no puedes hacer nada más desear que sea feliz, aunque uno ya no esté.

Pero a veces se nos va alguien a quien amas, por que te lo arrebatan con un salvaje y desgarrador mordisco, y solo queda tras de sí la desesperanza, el vacío, y la tristeza.

No hay palabras, ni abrazos, ni consuelo, que pueda curar ese terrible mordisco que nos han dado a la vida, de una dentellada han sesgado una vida, un amor, un sueño.

Sólo queda pensar, desear y soñar, que aunque pueda ser una gran mentira, haya otro lugar donde ahora estén, donde no quepa lugar para el odio ni el rencor, donde los besos sean lo único que una boca pueda sepa dar.

1 comentario:

Migue dijo...

Hola Nico, la vida es así, duele cuando parten los que amas. Pero si quien amas busca otra junta, aprietas los dientes y le deseas que sea feliz.Así de grande es el verdadero amor.

Si partió de este mundo terráqueo, hay que hacer el duelo y no hay mejor forma que viajar o volcarse fuerte al trabajo que te guste.

Espero estés bien. Saludos!